7 maneras de invertir en Aceleradoras de startups que pueden beneficiar a los corporativos en 2020

Por Robbie Richards

Muchas grandes empresas pasan por alto a las startups en etapa inicial, ya que aún no han demostrado su valía ni su capacidad de crecimiento. Como resultado, las empresas que sí apuestan pueden obtener rápidamente una ventaja competitiva.

Y eso no es todo.

Aquí hay siete formas en que los corporativos se benefician al invertir en programas de aceleración de startups:

# 1: Construir una reputación de ser ágil

La agilidad es primordial en los negocios modernos. Si su empresa no está lista para reaccionar a los rápidos cambios en la tecnología, la competencia del mercado, o los intereses de los consumidores, tendrá dificultades para mantenerse a flote.

El creciente consenso es que todo se reduce a dar a las marcas una opción simple:

Innova o muere.

Si bien la elección correcta puede ser obvia, el camino a seguir no siempre es tan claro. La forma en que una empresa impulsa la innovación depende de sus recursos, objetivos y estructura de la empresa:

graphic

 Fuente: McKinsey

Históricamente, los corporativos son vistos como lentos y torpes, y a menudo se consideran un poco fuera de contacto con lo que ocurre en el escenario actual. Los grandes nombres pueden pensar que son invencibles, pero esta es la era de la disrupción digital: nadie está a salvo.

Grandes marcas como Kodak, Xerox y Blockbuster alguna vez dominaron sus respectivas industrias. Sin embargo, a pesar de sus mejores esfuerzos, cada uno de ellos falleció porque no estaban lo suficientemente en sintonía con la evolución del panorama digital.

Con una aceleradora, los corporativos pueden trabajar con startups ágiles en diferentes etapas de crecimiento, aprendiendo de ellas a adaptar sus propias estrategias y mantenerse a la vanguardia. Al adoptar nuevas prácticas y tecnologías innovadoras, puede establecer una reputación como un «gamechanger», asegurando en última instancia el futuro de su empresa.

# 2: Obtener información sobre mercados emergentes

A veces, las grandes corporaciones tienen visión de túnel, enfocándose tanto en administrar el negocio que dejan de pensar fuera de la caja. En comparación, las startups generalmente se componen de un equipo diverso de personas talentosas con diferentes antecedentes. Esta composición genera ideas únicas.

Cuando las startups se asocian con corporativos globales, tienen una gran cantidad de nuevas oportunidades que les ayudarán a crecer.

¿Pero qué obtienen los corporativos?

Fuente: Eban

Si sólo se fija en la forma en que se valorará o evaluará una startup sin ingresos, es posible perder excelentes oportunidades de inversión. En cambio, pensar fuera de la caja permitirá ver qué más ofrecen.

A cambio de proporcionar sus poderosos recursos y acuerdos de distribución, los grandes corporativos están expuestos a tecnologías y metodologías de última generación. Además, obtienen acceso y una valiosa información sobre las tendencias de los mercados emergentes, lo que les da la oportunidad de forjar relaciones con startups prometedoras en etapas tempranas.

# 3: Cosechar grandes ganancias de la inversión temprana

Cada vez que los corporativos abran sus billeteras a startups, estarán ansiosas por saber sobre el posible retorno de la inversión (ROI).

Según el Índice de Investigación de Capital Riesgo de Thomson Reuters, la inversión de capital de riesgo general ha generado un rendimiento constante de alrededor del 20% desde 1996. Eso se acumula bastante bien en comparación con el ROI algo insignificante para las acciones públicas y los bonos: 7.5% y 5.9% respectivamente.

Por supuesto, una inversión en una startup es un negocio arriesgado, particularmente cuando las compañías aún están en su infancia. Dicho esto, muchas startups en etapa inicial no necesitan mucho capital. Para un gran corporativo, hacer una pequeña inversión en una startup que pueda demostrar un alto potencial de crecimiento es una propuesta atractiva.

Fuente: TechCrunch

El verdadero desafío es identificar qué emprendimientos vale la pena respaldar. A veces, esto requiere un grado de flexibilidad para los corporativos, ya que pueden necesitar superar creencias y prácticas arraigadas.

MassChallenge y BCG realizaron un estudio de más de 350 startups, que reveló que las empresas fundadas por mujeres tienden a realizar mejores inversiones. Las empresas propiedad de mujeres arrojaron más del doble del ROI que las fundadas por hombres.

# 4: Establecer una voz integral

Por lo general, los inversionistas en startups y pequeñas empresas juegan un papel más importante en la empresa que los inversionistas que lo hacen en organizaciones establecidas. En el entorno de las startups, es bastante común que los inversionistas presten su experiencia como asesores.

 Al entrar en la operación de la startup, los inversionistas corporativos pueden reclamar una parte significativa de las acciones con derecho a voto y ejercer influencia sobre la toma de decisiones cruciales. Muchas startups recibirán con gusto a inversionistas corporativos experimentados en su equipo de gestión. Después de todo, la startup no solo necesita dinero, también necesita tutoría y conocimiento de la industria para guiarla hacia el éxito.

Además, los inversionistas con una marca personal que se alinea con la misión de una empresa pueden ayudar a lograr un mayor éxito. Un ejemplo de ello es el newsletter dirigido por mujeres, theSkimm. Al recaudar fondos para hacer crecer su marca femenina millennial, recibió el respaldo de mujeres empresarias: Tyra Banks y Shonda Rhimes. No solo fue una inyección financiera, sino que resultó ser una bendición de relaciones públicas.

# 5: Diversificar la cartera de inversiones

Investopedia define la diversificación como «una estrategia de gestión de riesgos que combina una amplia variedad de inversiones dentro de una cartera».

La teoría es que una cartera de inversiones con una combinación de diferentes tipos de activos en última instancia producirá un ROI más alto que una cartera con un enfoque limitado en una industria.

Como todas las acciones no están vinculadas a una industria, es menos probable que las fluctuaciones en el mercado afecten a toda la cartera.

Fuente: Pacific Life

En pocas palabras: no ponga todos sus huevos en una canasta.

Al usar aceleradoras de startups para construir una cartera de inversiones ecléctica de empresas incipientes en varias industrias, los corporativos pueden disfrutar de una prima de diversificación que ofrece mayores recompensas y menos riesgo.

El verdadero desafío es descubrir qué compañías respaldar. Esta es la era de las startups, solo las ubicadas en EE. UU. generaron unos increíbles $ 30.8 mil millones en el primer trimestre de 2019.

# 6: Acceder a oportunidades de inversión probadas

Si bien la mayoría de las empresas entienden que la innovación es esencial para el crecimiento futuro, hasta el 54% de los ejecutivos corporativos tienen dificultades para alinear su estrategia de innovación con las prácticas corporativas actuales. Muy a menudo, los corporativos simplemente no tienen el tiempo para dedicarse a investigar y experimentar con la innovación adecuadamente.

Entonces, invertir en startups tiene mucho sentido. Al hacerlo, las empresas abren sus puertas a un grupo de talentos más amplio. Un programa de aceleración presenta al corporativo oportunidades de aprendizaje y reclutamiento.

Además, también les brinda acceso desenfrenado a un grupo de compañías emergentes que están buscando inversión.

A medida que revisan las startups que se encuentran dentro de la aceleradora, los corporativos pueden aumentar sus esfuerzos para generar nuevas ideas y se convertirán en expertos en identificar oportunidades de inversión prometedoras en el mercado.

# 7: Crear empleos y desarrollar talento

El U.S. Bureau of Labor Statistics muestra que se crearon un total de 415,226 nuevas startups en 2017, lo que condujo a la creación de 1.7 millones de nuevos empleos. Las startups son la fuente principal de nuevos empleos. Por lo tanto, no es sorprendente ver cómo han florecido los programas de aceleración corporativos.

Fuente: U.S. Bureau of Labor Statistics

El Programa de Emprendimiento de la Fundación Tony Elumelu es un ejemplo fantástico de cómo los corporativos pueden usar aceleradoras para abordar el desempleo y fomentar el talento. TEF es la mayor iniciativa filantrópica africana dedicada al emprendimiento. Desde su inicio en 2010, este esfuerzo de $ 100 millones se ha propuesto empoderar a los empresarios africanos y crear un millón de empleos, con el objetivo de agregar $ 10 mil millones en ingresos a la economía de África.

Apoyar a las empresas de nueva creación no solo ayuda a los corporativos a establecer una cartera de inversiones más sólida, sino que también estimula un crecimiento masivo en la creación de empleo y el desarrollo del talento. El impacto positivo de esto puede beneficiar al corporativo, el mercado y la sociedad en general.

Extraído de : 7 Ways Corporations Benefit From Startup Accelerators

MassChallenge México

Deja un comentario